sexta-feira, 13 de setembro de 2013

Famosas guapas, ricas... y superdotadas (Famosas, mulheres, ricas .... e superdotadas !!!





Hay algunas que lo tienen todo: son guapas, son ricas, tienen buenos maridos, son famosas y con un curro que se aleja bastante de lo que más de uno puede soñar en toda su vida, y además, como no era poco con todo esto, resulta que también son superdotadas (por el coeficiente intelectual, digo) y no solo te hacen la ‘O’ con un canuto, sino que además te resuelven los polinomios de Tchebycheff con los ojos cerrados mientras hacen encaje de bolillos con los dedos de los pies.



Y no os podéis imaginar lo mucho que me he reído recopilándolas, porque de algunas si que me sospechaba que tenían más luces que el resto, pero otras… ha habido otras que definitivamente son unas actrices dignas de que les den el Óscar porque hay que ver qué bien disimulan eso de que la cabeza les sirve para algo más que tener pelo y peinarse.



Pero mejor que lo veáis vosotros mismos.


Sharon Stone

Si ya decía yo que el rollo femme fatal le venía algo más que pintado (o rodado en este caso) cuando vi aSharon Stone por primera vez en ‘Instinto Básico’. Las viudas negras, que es como la llamaban, no solo tienen que ser guapas y malvadas, sino además tienen que ser listas. Y Sharon Stone, a la vista de las fotos y con un cociente intelectual de 152, tiene todo lo necesario para ser la viuda negra de todas las viudas negras.

Entró en la universidad de Pennsylvania… ¡a los 15 años! Hizo su bachillerato en un tiempo récord, desde luego. Le encanta leer, devora los libros como si no hubiera un mañana, toca varios instrumentos, pinta en sus ratos libres y además hace películas y le echa un chorrito de vino a los callos para que sepan mejor. Lo dicho, todo un partido.


Sharon Stone


Geena Davis


Después de ver a Geena Davis en ‘Thelma y Louise’, nos dimos cuenta que la chica ya apuntaba maneras. Todos los genios siempre andan un poco locos, y tirar un coche por un precipicio en exaltación de la amistad se puede considerar algo parecido a una ida de pinza. Con un cociente intelectual de 148, aquí la amiga estuvo a punto de formar parte del equipo olímpico de tiro con arco de los Estados Unidos para las Olimpiadas de Sidney del año 2000, pero no superó las pruebas.


Geena Davis


Paris Hilton


Toma, toma, toma… ¿Cómo te quedas? Muerta. Eso mismo pensé yo. Si es que os lo dije, que no os fiéis, que la rubia no es tan tonta como parece. Pues aquí tenemos las pruebas, un cociente intelectual de 132 (eso si no amañó los test, que yo no termino de creérmelo), Paris Hilton definitivamente se hace la tonta ante los medios, porque en sus ratos libres le encanta hablar del Krausoinstitucionalismo y la teoría de cuerdas. La leche con la rubia…



Paris Hilton


Nicole Kidman


Un Oscar, tres Globos de Oro, un Bafta y un cociente intelectual de 135 ¿alguien da más, señores? Su padre, un bioquímico que investigaba el cáncer de mama, fue el que se encargó de dar una estricta educación a su hija, quien además comenzó a tomar clases de ballet los tres años y comenzó su carrera de actriz a los 16. Nicole Kidman siempre fue una niña precoz en el colegio y destacaba por su rapidez a la hora de comprender conceptos nuevos y su gran capacidad memorística, lo que hicieron pensar a los padres que la niña era demasiado lista. Efectiviwonder, no se equivocaron.



Nicole Kidman


Natalie Portman

De verdad que yo con Natalie Portam podría fugarme a una isla desierta y desparecer el resto de mi vida¡Esta chica lo tiene todo! Además de tener una belleza particular y ser una de las mejores actrices dramáticas de nuestro tiempo, el patito feo debutó con tan sólo 12 añitos en el cine, se licenció en la prestigiosa Universidad de Harvard y, además, habla hebreo, francés, japonés y árabe.
Que me pongan una para regalo, por favor.



Natalie Portman


Madonna

La reina del pop sabe lo que se hace. Y lo sabe porque Madonna no tiene pájaros en la cabeza, así que ya tenemos la clave entre nosotros para conseguir que bombones como Jesús Luz caigan rendidos en nuestras redes: un cociente intelectual que casi llega al 140. Así que ya sabéis, haceros los listos, leed mucho, visitad muchos museos y tened tema de conversación interesantes que, tarde o temprano, algún chulazo vendrá buscándonos para que le ilustremos (y si no, siempre nos quedará ligar con el/la bibliotecario/a)



Madonna



Shakira


Chakira, Chakira… otra que también las mata callando. Pequeña, sí, pero matona. Si no te deja en el sitio con uno de sus golpes de cadera, te remata con ese pa’ lante y pa’ tras que hace con el pecho mientras te recita ‘Otelo’ de Shakespeare en suajili. Shakira, con un cociente intelectual de 141, la niña empezó a escribir poemas con 4 añitos (habría que leerlos, todo sea dicho…) y a componer canciones con tan sólo 8.


Shakira


 Hillary Clinton

Otra que tal baila (peor que Shakira, imagino). Hillary Clinton, con un cociente intelectual de 140, se graduó en derecho en la prestigiosa Universidad de Yale y más tarde entró en la lista de los cien abogados más influyentes de Estados Unidos. Le gusta leer, pintar, conversar, habla varios idiomas… vamos, un cerebrito político. Eso sí, muchas luces no tuvo para darse cuenta de que a la Lewinsky le encantaba meterse debajo de la mesa de su marido… a recoger lápices que se habían caído.


Hillary Clinton

Jodie Foster

Una niña precoz donde las haya. Jodie Foster, con tan solo seis meses de edad ya andaba y aprendió a leer sola a los 3 años. Compaginó su carrera en el mundo de la publicidad con la secundaria y, mientras se labraba una carrera como actriz, acababa la secundaria con honores en 1980. Su cociente intelectual ronda los 140 y además cuenta bajo su palmaré con un Óscar y un reconocimiento académico de la leche. Y se ponía en contacto con los marcianos, que no se nos olvide.

Jodie Foster



Y hasta aquí nuestras famosas con más luces. Espero poder sacar una parecida con los hombres pero, siento decir que es más difícil encontrar cerebrito masculinos que femeninos por los platós de Hollywood.Veré que puedo hacer.


Nenhum comentário:

Postar um comentário